viernes, 25 de febrero de 2011

Un barco pirata (Lucía Sánchez)


En tiempos de Maricastaña hubo una muchacha que se llamaba Marina que no tenía miedo a nada, igual que su hermano Alonso que era más pequeño. Siempre se peleaban y no trabajaban nunca en equipo, pero esta vez van a tener que hacerlo si quieren volver a casa.

Un día, el padre de los dos niños, mandó a Marina a por leche. Ella se negó pidiendo que fuera su hermano pero su padre, que ya sabía manejarlos, dijo: - "O vas tú o mando a tu hermano contigo". Marina se fue abediente.
Esta familia vivía en un barrio pobre, por eso había tanta gente vendiendo a cambio de unas cuantas monedas. De repente, Marina vio a un hombre tuerto que regalaba un collar,ella se lo pidió y el hombre se lo dio encantado.

Llegó a su casa y le dio la leche a su padre y ella se encerró en su cuarto.Sacó el collar de su bolsillo y lo acarició diciendo:¡Qué bonito es!

De repente, Alonso abrió la puerta y le dio un susto de muerte. El collar se cayó y un agujero les arrastró dentro... Se encontraron flotando en el mar, pero una panda de piratas les salvó y les trataron como esclavos. El capitán les dijo: -Estaréis pelando cebollas hasta que trabajeis en equipo.

Pasaron varios días hasta que Alonso habló :-Marina, yo quiero irme a casa ¿hacemos las paces? - Sí,(contestó su hermana) estaba esperando a que me lo dijeras, respondió Marina.

Finalmente...¡ todo había sido un sueño! pero... desde entonces nunca jamás se pelearon.

Lucía Sánchez

1 comentario:

  1. Lucia, sigue con esa imaginación me gusta mucho ¡es precioso!

    ResponderEliminar